viaforo             Inicio            Registrarse!
Regresar   viaforo > Instituto Joaquín V González > Joaquín V. González > Historia (JVG)
Respuesta
 
LinkBack Herramientas Desplegado
  #1  
Viejo 03-10-2018, 09:59 PM
ProfeDelucia ProfeDelucia no está en línea
Miembro senior
 
Fecha de Ingreso: Mar 2011
Mensajes: 200
Predeterminado Chinga tu madre! A 50 años de la masacre de Tlatelolco! :

Chinga tu madre!!!! A 50 años de la masacre de Tlatelolco

Si le das mas poder al poder
Mas duro te van a venir a coger
(Molotov; Gimme the Power)



El 2 de octubre de 1968 comandos de elite del ejercito mexicano,
junto a la policia y los organismos de inteligencia contra insurgente
estatal masacraron a mas de 400 manifestantes que ocupaban la plaza de
las Tres culturas, situado en lo que en tiempos prehispanicos habia
sido el señorio mexica de Tlatelolco que con el tiempo se convirtio en
un barrio periferico del D.F. y una de las sede la UNAM. Las victimas
de este infame acto de represion formaban parte de una concentracion
integrada por mas de 15.000 personas (estudiantes universitarios, de
preparatoria, del Instituto politecnico, maestros, campesinos,
profesionales, etc) en el punto culminante de una serie de
movilizaciones que se venian realizando desde meses atrás en el D.F. y
otras ciudades mexicanas.

Las grandes movilizaciones de las masas mexicanas de 1968
reclamaban por distintas causa: pago de haberes atrasados en algun
sector laboral, aumentos de salario, democratizacion del acceso a la
educacion superior, libertad de sindicalizacion, fin de la persecusion
politica en los claustros, cambios en la estructura de gobierno de la
universidad, y otras deudas sociales y politicas puestas en el haber
del onnimodo gobierno del Partido Revolucionario Institucional (PRI)
en el poder desde varias decadas atrás. Los choques violentos de la
policia con los estudiantes de la “prepa” y los politecnicos, en
julio y agosto de 1968, habian cambiado el sentido del movimiento
otorgandole mayor centralidad a los reclamos contra las acciones
represivas de la fuerza de seguridad. En septiembre se producen actos
de violencia entre manifestantes, policias y simpatizantes del
oficialismo en varios puntos del pais. El 15 de septiembre, con motivo
del aniversario de la independencia mexicana, una gran movilizacion
en la sede central de la UNAM llama la atencion de todo el pais. El
gobierno de Gustavo Diaz Ordaz comenzo a inquietarse. Nunca se habian
producido en el previsible Mexico gobernado por el PRI manifestaciones
con tanta masividad y continuidad. La cercania de la inauguracion de
los juegos olimpicos de 1968 que tendrian como sede a la capital
mexicana fue otro hecho que hizo al contexto de los luctuosos sucesos
de los primeros dias de octubre. Luego de una densa interna
gubernamental entre “palomas” y “halcones” estos ultimos impusieron
sus criterios. El presidente Ordaz y su secretario de gobierno, y
futuro presidente de la republica, Luis echeverria decidieron barrer
las protestas a sangre y fuego.

Al atardecer del2 de octubre se puso en movimiento la
Operación Galeana. Precedidos por el vuelo de un helicoptero y el
lanzamiento de bengales grupos de francotiradores del Batallon
Olimpia, de la contra insurgencia paramilitar, apostado en torres y
edificios, dispararon a la vez sobre manifestantes y sobre las tropas
del ejercito que los rodeaban. Estos derivo en un desborde de los
militares, que se creian baleados desde la manifestacion, respondiendo
con descargas de metralla que derivo en una masacre generalizada.
Estudiantes, amas de casa y hasta niños yacieron muerto en la misma
plaza en la que en 1521 habia sido capturado Cuatemoch, el ultimo
resistente azteca contra la invasion de Hernan Cortes. La policia y la
direccion de seguridad encarceleron y sometieron a torturas a cientos
de personas aparte de capturar periodistas y corresponsales
extranjeros para obligarles, bajo apremios ilegales, a entregar las
peliculas con escenas de la masacre. Operación exitosa ya que no se
conservan imágenes en movimiento de este suceso. Solo fotos. Se llego
incluso a incinerar los cadaveres de las victimas para borrar las
huellas incrminadoras. Diez dias despues, ante un auditorio colmado y
entusiasta, Diaz Ordaz inauguro oficialmente los juegos olimpicos que,
con extremo cinismo, se denominaron Olimpiadas de la Paz.

Los hechos de octubre de 1968 en Tlatelolco se prestan a densas
y compejas lecturas. No fue una masacre perpetrada por una dictadura
castrense que hubiera llegado al poder por un golpe de estado y
huerfana de apoyo popular. Tampoco por un gobierno civil que fuera
expresion de una derecha reaccionaria rancia y previsible. Fue un
episodio represivo llevado adelante por el gobierno de un
partido/estado que controlaba todos los resortes del aparato estatal,
que hacia decadas estaba en el poder y ganaba las elecciones por el
80%, y aun mas, de los votos. Un regimen que tenia anclaje en todas
las clases sociales de la poblacion incluyendo el concurso de una
poderosa burocracia sindical “el charrismo” que le era incondicional y
el manejo de un fuerte y aceitado aparato politico/ asistencialista
que llegaba hasta el ultimo rincon del pais. Un gobierno que se
proclamaba heredero de la gran revolucion de Zapata y Villa. Que
posaba de ser el artifice de un estado laicista y secularizador. Un
gobierno con discurso tercer mundista no alineado que mantenia muy
buenas relaciones con los paises del llamado bloque socialista y tenia
fama de ser muy generoso y solidario con los exiliados politicos que
llegaban a su territorio. El PRI se definia asi mismo como un regimen
nacionalista, expresion de un socialismo nacional sintesis mexicana
de lo mexicano. El PRI suscito siempre la admiracion de otros lideres
nacionalistas de America Latina. Entre ellos la del general Peron que
creia que en Mexico se habia llevadoa su maxima expresion el ideal de
“de la casa al trabajo y del trabajo a la casa” asi como aquello de
“ni yanquis, ni marxistas” aunque esa consigna no se la soliera oir
por tierras aztecas. Buena prensa populista para un regimen que desde
otras miradas mas criticas habia sido calificado como “la dictadura
perfecta”.

No deja de ser un hecho muy revelador que un gobierno que
contaba con todos los instrumentos necesarios para garantizar su
continuidad en el poder y jugar el rol de eterno mediador bonapartista
las entre clases sociales y grupos sectoriales en pugna haya procedido
de manera tan fuertemente represiva contra un movimiento que salia de
los cauces de lo conocido como el del año 1968. Las protestas y
movilizaciones que se venian sucediendo en las calles mexicanas no
tenian parangon desde que el oficialismo venia gobernando el pais
desde fines de los años veinte. Sin duda era el reflejo de la
emergencia de un reclamo por muchas deudas sociales pendientes y de
realidades encubiertas detrás de la fachada del regimen “nacional y
popular” perfecto. Pero aun asi el movimiento estaba lejos de
constituir la base de una una crisis revolucionaria profunda capaz de
derivar en una salida insurgente y aun de poder promover cambios de
equilibrios, politicos y sociales, muy radicales. No obstante la
logica de un regimen como el del PRI y su concepcion del poder entre
paternalista y autoritaria (combinacion de la zanahoria con el
garrote) excluia y demonizaba la posibilidad de cualquier posible
desbordamiento por izquierda, por abajo, aunque este tuviera limites
objetivos en sus posibilidades. Era como el desajuste de una pieza que
alteraba todo un tablero con posiciones ya fijadas alentando el
fantasma del desorden y la inestabilidad como escenario inedito. La
masacre del 2 de octubre de 1968 represento la expresion mayor de un
tipo de estrategia que no era desconoccida en Mexico. Efectivamente el
autoritarismo, de corte para policial y para militar, se solia
aplicar, de manera localizada, en conflictos campesinos; contra el
activismo sindical de izquierda; contra grupos indigenistas y otro
tipo de disidencias que se daban en la base de la sociedad. En los
años siguientes a la “Noche de Tlatelolco”, el gobierno de Echeverria,
que sucedió a Diaz Ordaz, en el poder en 1970, llevaria adelante una
politica de “guerra sucia” contra distintos grupos insurgentes y
movimientos de izquierda poiltica, sindical y estudiantil que fueron
surgiendo en el desangelado Mexico de ese entonces. Proceso que
incluyo asesinatos, desaparicion forzada de personas, infiltracion en
organizaciones sociales y torturas sadicas que no tenian nada que
envidiarle a las que por esos años aplicaban los regimenes de Videla y
Pinochet en el cono sur del sufrido sub continente latinoamericano. A
la igual que la responsabilidad por las muertes del 2 de octubre de
1968 los hechos de la guerra sucia mexicana se mantienen impunes.
Incluso su rescate por el periodismo de denuncia, por el trabajo de
los organismos de derechos humanos y a traves de la tarea de los
historiadores tuvo que esperarse al deshielo del regimen en la ultima
decada del siglo XX para poder cumplir su cometido de dar a conocer
plenamente estos actos de represion y crueldad. Lo anterior no fue
solo producto de la intangibilidad del poder de los gobiernos
piritstas. Sino tambien de las excelentes relaciones que los gobiernos
mexicanos habian mantenido siempre con los gobiernos de Cuba de la ex
Union Sovietica que inhibieron por mucho tiempo el abordaje de este
tema en distintos ambitos y usinas de izquierda mexicana y mundial.

Sin caer en una simplificacion extrema creemos que los sucesos
de octubre de 1968 en la capital mexicana son un indicador de los
limites inflanqueables que siempre han evidenciado los regimenes
nacionalistas burgueses en America Latina y los paises del mundo sub
desarrollado. Limites de clase pero tambien limites que hacen a la
posible erosion de los dispositivos de poder concretos montados por
estos regimenes. Estos gobiernos que suelen apelar a la participacion
y la movilizacion de las masas, de forma controlada y en su propio
beneficio, pero que son fuertementes hostiles ante la posibilidad que
esos mismo procesos puedan darse de forma autonoma o que escape a su
control. Es entonces cuando la zanahoria deja el lugar al uso del
garrote. Gobiernos como el de Peron, el de Velazco Alvarado, de Paz
Estensoro, Omar torrijos, etc tambien recurrieron a metodos represivos
cuando se vieron desbordados por izquierda. Insistemos que seria muy
simplista poner un signo igual a todos estos casos que mencionamos. Un
Tlatelolco no se produce asi como asi. Tienen que darse algunas
circunstancias. Sino allcanza con la Triple A o con otra solucion
represiva mas localizada. O, porque no, con el expediente al que han
recurrido algunos gobiernos nacionales y populares mas recientes
(Lula, Correa, Maduro, etc) de limitar legalmente el derecho de huelga
acompañado de alguna represion puntual. Otro tema es la represion
generalizada con la que un regimen corrupto, venal y renegado de sus
origenes remotos como el de Daniel Ortega esta aplicando actualmente
en Nicaragua. En un episodio que, por sus efectos concretos, convoca
el fantasma de una represion como la Tlatelolco aunque el contexto no
es el mismo.

Volviendo a la perspectiva del tema cental de este articulo
creemos que los regimenes nacionalistas que mas poder llegaron a
acumular han sido quizas los mas proclives a recurrir a la represion
masiva cuando se enfrentaban a un cuestionamiento por abajo que
excedia la logica de lo previsible. Y en ese sentido el caso del PRI
es emblematico. Como en otros regimenes del mundo sub desarrollado que
se definian como “nacionales y populares”, en el Mexico del PRI, se
podian relucir blasones jacobinos-anticlericales, imperialistas, tecer
mundistas, de solidaridad revolucionaria internacional y muchas cosas
mas. Lo que no podia cuestionarse bajo ningun concepto era el virtual
monopolio del poder por el regimen ni alentar la lucha de las clases
subalternas autonoma de los aparatos politicos y sindicales
burocraticos.
Responder Con Cita
Respuesta

Palabras clave
años, chinga, madre, masacre, tlatelolco

Herramientas
Desplegado

Reglas de Mensajes
Saltar a Foro



Husos Horarios son GMT -3. La hora en este momento es 07:40 PM.


Powered by: vBulletin, Versión 3.8.0
Copyright ©2000 - 2018, Jelsoft Enterprises Ltd.
Content Relevant URLs by vBSEO 3.2.0
Traducción v2.1, Copyright ©2000-2018, Elmer. izazwiyi