viaforo             Inicio            Registrarse!
Regresar   viaforo > Instituto Joaquín V González > Joaquín V. González > General (JVG)
Respuesta
 
LinkBack Herramientas Desplegado
  #1  
Viejo 10-10-2017, 08:59 PM
ProfeDelucia ProfeDelucia no está en línea
Miembro
 
Fecha de Ingreso: Mar 2011
Mensajes: 181
Predeterminado El legado del Che :

El legado del Che

Daniel Omar De Lucia

Al cumplirse medio siglo del asesinato, a manos de los esbirros del imperialismo, de Ernesto Che Guevara, proliferan los libros, reseñas y análisis sobre su vida y su obra. Innumerables aproximaciones de distinta magnitud y desde distintas perspectivas y puntos de vista. En este breve artículo no pretendemos hacer una biografía del Che, ni un balance histórico y político integral de sus ideas y su acción como militante revolucionario. No pretendemos trazar una perspectiva generl, ni siquiera a vuelo de pájaro, del conjunto de imágenes, símbolos, iconos, referencias, asociaciones y sentires que evoca la imagen del Che. Imágenes reproducidas y re apropiadas hasta el infinito en estos mediáticos tiempos que nos toca vivir. A la hora de sentarnos frente a la máquina de escribir no tenemos presente ni el mausoleo del Che en Santa Clara; ni su estatua en Rosario; ni la foto de su cadáver en La Higuera; ni en las canciones que le dedicaron Carlos Puebla, Viglietti o Atahualpa Yupanqui entre otros; ni en el diseño pop que Andy Warhol armo con su imagen transmutada en icono. No pretendemos saldar la discusión sobre la validez o no de la teoría del foco, el grado de pertinencia sobre sus concepciones respecto de las vías de industrialización socialista o sus ideas sobre las tácticas de la guerra de guerrillas. Todas discusiones, demás está decirlo, importantísimas y de vigencia difícil de exagerar.
Nos interesa tomar un Che un poco menos puntual y un poco más difuso. Si se quiere un poco más de tiempo largo. Nos interesa del Che la posible proyección de su legado sobre estos cambiantes tiempos de comienzos del tercer milenio. Tiempos en el cual el proyecto político del socialismo, o si se prefiere, de una sociedad sin explotación ni opresión; es una nave que atraviesa aguas tormentosas, con intrépido coraje de los que la tripulan, pero para la cual el arribo a un puerto seguro es una posibilidad que sigue mostrándose esquiva. A nuestro juicio las ideas y elementos que el Che aporto, con sus convicciones y con su militancia, y que conservan mayor vigencia para repensar y seguir trabajando por el socialismo como proyecto emancipador son:
a) El rechazo a la idea de la conciliación de clases como un elemento desnaturalizador y liquidador del socialismo como proyecto. Ernesto Guevara siempre expreso su rechazo a las propuestas de los frentes nacionales y los frentes populares provenientes de la tradición de la izquierda tercerista y luego del euro comunismo. Sin negar la validez de algunos acuerdos políticos tácticos que excedieran el marco de las fuerzas de izquierda el Che nunca aprobó las alianzas estratégicas con fuerzas políticas reformistas. Menos aún la incorporación de las fuerzas de izquierdas en bloques políticos hegemonizados por fuerzas reformistas o populistas. El Che siempre sostuvo que la revolución seria “socialista o sería una caricatura de revolución” Para el comandante Guevara la lucha revolucionaria debía tener un objetivo y un programa anti capitalista. Tema que debiera servir para la reflexión a tantos jóvenes que se ponen la remera del Che y adhieren fervientemente a movimientos políticos que defienden la necesidad de luchar por un “capitalismo serio” o inclusivo.
b) La voluntad como instrumento de transformación. O sea la vocación expresada en la militancia y la lucha política, pero también cultural, reivindicativa, intelectual y cotidiana, para construir un voluntad mayoritaria para la transformación revolucionaria. A veces se ha criticado al Che en el sentido de no haber sabido distinguir siempre entre voluntad y voluntarismo. Creemos que se trata de una crítica ciertamente atendible. Pero más que de concepciones erróneas preferimos hablar de una tensión. Tensión expresada en su reivindicación, muchas veces unilateral y reduccionista, del modelo foquista y en muchos escritos y discursos del periodo revolucionario cubano en donde exaltaba la necesidad de dar una batalla por las ideas en todos los terrenos. No solo entre las masas en el proceso de construcción de un orden revolucionario. El Che defendió incluso la necesidad de la formación intelectual y política de los militantes revolucionarios aun en las condiciones, poco adecuadas para tal tarea, propias de la lucha armada. A su manera el Che defendió siempre la necesidad de afrontar eso que, en un lenguaje más contemporáneo, llamaríamos “la batalla cultural”.
c) El internacionalismo. El Che fue un consecuente internacionalista más allá que se evalúen como más o menos pertinentes las distintas iniciativas y empresas que emprendió en ese terreno. El internacionalismo es un valor central y principal de cualquier proceso revolucionario. Es un legado que el movimiento socialista heredo de las grandes revoluciones liberales de siglos pasados (la revolución francesa, las revoluciones de la independencia americana, etc) El internacionalismo fue una bandera principal del movimiento socialista revolucionario moderno desde la oposición a la guerra imperialista de 1914, durante la revolución rusa y hasta la revolución española y las brigadas de voluntarios internacionalistas anti fascistas. En los años 50 y 60 el Che, como parte del proceso revolucionario cubano, revitalizo la bandera del internacionalismo socialista. Más allá de errores tácticos y experiencias fallidas (Congo, Bolivia) se trata de un legado digno de ser rescatado desde una perspectiva crítica. Rescate que hacemos extensivo a la intervención cubana a favor de la independencia de Guinea Bissau y Angola y para derrocar el sistema de apartheid en Sudafrica. El internacionalismo del Che fue profundamente universal y profundamente latinoamericano. Por eso fue un internacionalismo que reconocía como ordenador mayor la lucha contra el imperialismo yanqui. El Che que llamaba a crear “uno, dos, muchos Vietnam” defendió la necesidad del enfrentamiento frontal y sin claudicaciones contra el imperialismo yanqui y sus agresiones y crímenes contra los pueblos oprimidos del mundo.
d) La dimensión moral y ética de la lucha revolucionaria. El Che sostuvo siempre que la militancia revolucionaria era inseparable de una dimensión ética y moral. El militante revolucionario no debía ser un super hombre ni un cruzado pero debía ser un poco más que un hombre (o una mujer!) común. Debía ser un hombre con un compromiso ético cimentado en conductas, profundamente leal para con sus iguales y con la suficiente autoridad moral para pararse frente a las masas y convocarlas a la lucha. En resumidas cuentas, y utilizando una expresión que puede resultar rara en un autor que se reivindica de izquierda, debía ser un hombre de honor Un proceso revolucionario debía ser más que un programa y una metodología…debía estar dotado de un idea moral que lo galvanizara y lo impulsara a alumbrar un nuevo orden. Que ermitiera ir demostrando con hechos la verdad del ideal por el que se luchaba. La ética, que acompaño todos los grandes procesos de transformación de la historia mundial, es aun mucho más central en la lucha por el socialismo que pretender alumbrar una sociedad radicalmente diferente y superior a la sociedad actual. En este terreno el Che siempre alerto sobre las posibilidades, muy reales por cierto, de la degeneración de los procesos revolucionarios por medio de la acumulación de privilegios en grupos burocráticos. Asignatura pendiente de los procesos revolucionarios modernos. El Che defensor de la ética revolucionaria nunca habría avalado la indulgencia con el que ciertos movimientos contemporáneos que se dicen de izquierda suelen evaluar los fenómenos de corrupción que de manera endémica, sistémica en algunos casos, han sido parte de gobiernos que se reclaman como “nacionales y populares” y que en ese terreno no se han diferenciado de, la más previsible y esperable, corrupción de los gobiernos neo liberales y reaccionarios plagados de empresarios, ejecutivos y toda gama de explotadores.
El Che que reivindicaba estos principios es “nuestro Che”. El Che que sostenía que había que sentir como propios los sufrimientos que el sistema provocaba en los hombres y mujeres de carne y hueso. Ese es, más allá de debates, posicionamientos, etiquetas y discusiones, el Che de los que todavía creemos que vale la pena luchar por un mundo sin explotadores y explotados y cambiar la realidad desde la base. Este es el compañero que perdimos hace cincuenta años cuando el imperialismo y sus aliados lo asesinaron por el crimen imperdonable de querer terminar con las peores miserias de este mundo. Ese día en el que todos quedamos un poco más solos pero acompañados por su recuerdo y su legado.
Responder Con Cita
Respuesta

Palabras clave
che, legado

Herramientas
Desplegado

Reglas de Mensajes
Saltar a Foro



Husos Horarios son GMT -3. La hora en este momento es 06:00 PM.


Powered by: vBulletin, Versión 3.8.0
Copyright ©2000 - 2017, Jelsoft Enterprises Ltd.
Content Relevant URLs by vBSEO 3.2.0
Traducción v2.1, Copyright ©2000-2017, Elmer. izazwiyi