viaforo             Inicio            Registrarse!
Regresar   viaforo > Instituto Joaquín V González > Joaquín V. González > General (JVG)
Respuesta
 
LinkBack Herramientas Desplegado
  #1  
Viejo 23-04-2016, 06:26 PM
ProfeDelucia ProfeDelucia no está en línea
Miembro
 
Fecha de Ingreso: Mar 2011
Mensajes: 177
Predeterminado ´ Los Cervantes y Shakespeare que yo conocí. Escrito a la que te criaste! :

Hoy hace 400 años morían dos hombres que no se conocieron pero que el mundo no dejaría de conocer y volver a reconocer, una y otra vez, hasta el dia de hoy. Miguel de Cervantes moría en su cada de Madrid (sita en la hoy calle Cervantes) luego de recibir la extremaunción de un sacerdote católico. Un dia antes había firmado la ultima pagina de Los Trabajos de Persiles y Segismundo, el ultimo y quizás menos leídos de su libros. Una horas después moría William Shakespeare en su casa pueblerina de Strafford of Avon. Hace años había terminado La Tempestad la ultima de sus obras de las que se sepa con seguridad que se deben a su autoría. Quizás también Shakespeare haya recibido la extremaunción de algún cura católico que se movía de forma clandestina en la Inglaterra jacobea.
Quien escribe estas paginas aprendió a conocer la obra de estos dos autores desde su segunda infancia, o si se prefiere, pre adolescencia. Aun recuerdo el dia en que compre en la librería de mi barrio la edición de la Biblioteca juvenil Atlántida de Don Quijote, en versión abreviada para niños e ilustrada por Aniano Lisa. Poco después comencé a re leer una y otra vez el capitulo sobre la obra de cervantes del manual de Historia de la Literatura española de Arturo Berenguer y Carisomo. Por ese entonces mi madre me regalo Los cuentos inspirados en el teatro de Shakespeare de Carlos Lamb publicado por las clásicas ediciones populares de Brugera. Estos libros eran verdaderos griales en las manos de un niño que se crio en una precaria casa de laburantes de Lanús pero donde no faltaban una Ilíada y una Odisea de las viejas ediciones Tor, una biblia protestante de entrega gratuita, los viejos números de Anteojito y una enciclopedia codex de fascículos mensuales. Tiempo después me anime a leer a estos autores por si mismos y en ediciones completas. Y si era posible con un erudito estudio preliminar!
La vida y el opus de Cervantes y Shakespeare se prestan a mas de un jugoso paralelo. No pienso un paralelismo de forma al estilo de las biografías de Plutarco. Sino a paralelismos de fondo y de contenido. De sentido y contextos históricos. Tanto el escritor español y como el dramaturgo ingles vivieron en sociedades en transición. Sociedades donde se habían diluido las certezas de otros tiempos y las preguntas difíciles, proclamados o insinuadas, solían ser mucho mas que las dispuestas disponibles. Ambos provenían de medios relativamente humildes. Los dos fueron personajes anónimos en las primeras décadas de su vida. Ambos tuvieron conductas y elecciones que implicaban transgresiones a los valores y pautas dominantes en su época. Ambos experimentaron algo parecido a una experiencia de clandestinidad en algún momento de su vida. Si la vida se continua en la obra, los dos personajes sobre los que escribimos han contribuido con muchos elementos para legitimar dicha teoría.
Tano Shakespeare como Cervantes son autores considerados “Clásicos”. Ese concepto un tanto arbitrario y pasado de moda que tiende a concederle un carácter de tipo paradigmático y de valor universal a la obra de un artista. Allá los teóricos del arte con sus categorías!. Mirada a ojo de buen cubero las obras principales de “Willy” Shakespeare se acercan mas a ese modelo que la de Miguelito Cervantes. El opus del ingles es mas trágico y mas explicamente universal . Y acá no nos queda otra que volver a mentar la clásica división de sus obras entre: a) tragedias históricas; b) comedias; c) grandes tragedias o dramas. Las piezas de este ultimo lote, escritas en la madurez de su autor en los primeros años del siglo XVII, son las que han recibido de la docta critica el mote de “inmortales”. Esos dramas que pusieron en escena el tema del poder como elementos destructivo, el destino como un espejismo vacuo, la traición, el amor como experiencia limite, y los abismos del inconsciente y sus leyes del deseo “como una pesadilla que atormenta el cerebro de los vivos” (Me suena. Marx o…Freud?) A nuestro juicio la obra de Cervantes es tan universal y “clásica” como la de Shakespeare pero de otra forma. Cervantes, al que el destino le deparo la suerte de que su obra principal haya opacado a las demás, planteo con igual profundidad y maestría que Shakespeare las grandes cuestiones de la experiencia vital y de la relación del hombre con sus semejantes y con la realidad. Pero lo hizo desde una mayor inmediatez humana, con un compromiso mas estrecho con el contexto época de sus personajes y apuntando mas a la finitud de la experiencia existencial. Lo que diferencia a Don Quijote de Hamlet o Macbeth es la posibilidad de imaginárselo al ingenioso hidalgo, con su fiel Sancho, cabalgando por cualquier camino polvoriento. Es un personaje que mas que con la gran tragedia tiene que ver con la comedia. Pero no con ningun comedia liviana. Ni con comedias de costumbres o farsescas. Sino con la gran “comedia del mundo” que es un largo pero fecundo atajo para llegar al mismo lugar al que los trágicos solían llegar por la puerta grande. Por oposición el príncipe danés que conversaba con los espectros, el caballero escocés que escucho los vaticinios de las brujas, el moro celoso y el demente rey Lear, están mucho mas cerca que el caballero manchego de los personajes de las antiguas tragedias de Esquilo, Sófocles y Eurípides, presentados alternativamente como titanes o como figuras vapuleadas por el destino. Pero siempre mas cercanos al héroe trágico que al personaje que uno se puede encontrar a la vuelta de la esquina.
Las diferencias estructurales entre el opus de estos dos capos de la pluma sobrevuelan sobre una mayor cercanía en materia de contenidos, temáticas e interrogantes particulares presentes en la obra de ambos. No es un hecho menor, que tanto el manchego como el ingles, hayan abordado de manera extensa en sus obras el tema de la locura como una tensión clave en el limite de la experiencia humana pero también como una especie de espacio o lugar desde donde se puede arrojar luz sobre cuestiones que a veces están mas vedadas al análisis racional. Si la locura de Don Quijote permitía poner blanco sobre negro el desfasaje entre los imaginarios vigentes en la España de los Austrias y las relaciones económicas y sociales y relaciones de poder que e daban en la esfera real,(Merito que Marx le reconocía a Cervantes!) la locura del Rey Lear permitía exponer la fragilidad de la concepción del poder identificado con el principio personal en la Inglaterra isabelina donde se fortalecían las tendencias absolutas mientras se desarrollaban las fuerzas históricas que relegarían al absolutismo al museo de trastos viejos. La agudeza de la mirada de la insania de Shakespeare y Cervantes, como testimonio de la transición entre dos épocas que concebían de manera distinta lo racional y lo irracional, han sido reconocidas con justicia por Foucalt en su Historia de la Locura en la Época Clásica.
Tanto Shakespeare como Cervantes vivieron en un mundo pre moderno organizado por hombres y en base a pautas sexistas. Las mujeres en las grandes tragedias de Shakespeare tendían a ser un objeto de deseo del hombre, la causa de un amor trágico y a veces la perversa inspiración que conduce por el camino de la auto destrucción.(Pienso en la impagable Lady Macbeth) En Cervantes los personajes femeninos tienden a ser menos centrales y en el caso de la Dulcinea de Don Quijote reproducen el esquema del personaje fantasmagórico cuya secreto es nunca aparecer porque representa al deseo que si se cumple pierde la razón de ser. No obstante queremos resaltar que existen un Shakespeare y Cervantes mas de “camiseta y alpargatas” con otra mirada sobre la mujer. Una serie de personajes femeninos pensados desde la astucia de la hembra como un saber/poder que se ejerce desde la subalternidad y que es un patrimonio de genero. Tanto las intrigas de las comadres de Windsor como el carisma de la Gitanilla representan el ser mujer como la vida mirada desde otro lado. Un saber poder que permite revertir equilibrios de poder reales y aun subvertir las divisiones estamentales de la sociedad de castas. Tambien a veces las mujeres de Cervantes o Shakespeare suelen ejercer un limite moderador a las tendencias destructivas o auto destructivas de los hombres. Pensamos en la Ama y la Sobrina del ingenioso Hidalgo quemando los libros de caballería que habían enloquecido al viejo hidalgo y a la astuta Porcia del Mercader de Venecia, desbaratando la sevicia del perverso Shylock (Dejando de lado el carácter antisemita de este drama!) Esos mismos Shakespeare o Cervantes “en camiseta” son los que supieron pintar grandes personajes testigos de las cosas que le pasan a los héroes. Pensamos en el Falsatt shakesperiano y en querible Sancho Panza. Esos remedos ficcionales de los bufones que eran los únicos que podían decirle la verdad a los reyes en la cara. Esos “juan pueblo” de la pre modernidad”!. Dos de los anti héroes plebeyos mas queribles de la literatura universal.
En estas épocas modernas en la cual la teoría a declarado la muerte del autor y en la que se afirma que “un texto remite a todos los textos de una época” Shakespeare y Cervantes presentan la paradoja de dos autores que mantienen fuertísimas deudas con un frondoso corpus literario contemporáneo y pretérito siendo a la vez autores de respectivos opus de una fuerte solidez interior y una personalidad indeleble. Shakespeare, de quien se piensa que no escribió algunas obras que se le atribuyen y que concreto otras a partir de esbozos previos de otros escritores, representa todo un “bocado de cardinale” para los post modernos que han decretado la muerte definitiva del autor. A Willy no le importaba la originalidad de sus argumentos (ese mito creado por el objetivismo burgués!) y le “curro” a todo el mundo. A Bocaccio, a Bandello, a Saxo Gramático, a Plutarco, a Plauto, a los anónimos trovadores medioevales y a cuantos pudo.(Se sospecha que también a Cervantes en la perdida obra Cardenio. Atribuida a Shakespeare e inspirada en un personaje de Don Quijote!) Aparte que su formación de autodidacta le hacia incurrir en desfasajes históricos terribles! De esos que los que cualquier lector con un poco de imaginación estaría dispuesto a perdonarle a un capo como a Willy!. Don Miguel robo un poco menos pero en su obra se pueden percibir varios “homenajes” tipo plagio a fuentes mas antiguas Homero, Virgilio, La Biblia, la picaresca del siglo de oro, etc. Pero sin duda alguna Don Quijote es uno de los mas claros ejemplos de inter textualidad de la literatura mundial. Ese libro concebido como una sátira a la literatura de caballería es a la vez el mayor homenaje a dicho genero. El Amadis de Gaula, el Palmerin de Oliva, los caballeros del rey Arturo, el Conde Orlando, el brujo Freston y los gigantes son un exquisito para-texto a partir del cual el escritor manchego creo el fresco mas vivo y visceral posible de ese mundo que nacía pero que aun pensaba con los esquemas de un mundo que se resistía a morir. Es justamente a partir de esa frondosa inter textualidad que se percibe en el opus de ambos autores donde podemos encontrar los motivos profundos de que sus opus sigan tan vigentes hasta el dia de hoy evidenciado una personalidad única e irrepetible. La pluma como la espada es mas recordada por “la mano viril del que la esgrime que por el docto oficio del forjador preciado!” (Antonio Machado dixit) Hoy que la post modernidad ha decretado la muerte de los “grandes relatos” la obra de Cervantes y Shakespeare se nos presentan como fragmentos parciales y fecundos de ese gran relato inconcluso de la emancipación humana. Eso que algunos llaman historia y a la que el literato pueda aportar haciendo uso de una libertad que al historiador le esta vedada.
En el anochecer de 23 de abril de 1616, aprovechando el clima apacible de la primavera boreal la barca de Caronte paso a buscar a dos de los hombres que mas huella han dejado en su paso por el mundo. Dante y Virgilio, cumpliendo su misión de barqueros psicopompos, como los pinto Delacroix navegando sobre el Estigia, pasaron primero por la meseta castellana y luego por las Midland británicas a recoger a los bardos ancianos que dejaban el teatro del mundo. En el Hades los esperaban Homero con su lira, con sus tirios y troyanos, los ciclopes y las sirenas. Y para que la cosa se restringa a la mera celebración de eso que arbitrariamente se ha dado en llamar “civilización occidental” también me gustaría pensar que los autores de Don Quijote y Hamlet se hubieran encontrado en un mas allá ficcional (símbolo de un gran ejercicio de inter textualidad!) con los autores de Las Mil y una noches, la Epopeya de Gilgames, el Mahabhara, con los anónimos escritores del viejo testamento, y con los ancianos mayas que redactaron el Popol Wuh. Quiero cerrar este texto invocando a la imagen del Ángel de la Historia del que hablaba Walter Benjamín volviendo la cara hacia las pilas de ruinas amontadas unas sobre otras a lo largo del tiempo y distinguiendo entre ellas a los grandes testimonios literarios de toda la humanidad. Y en ese bello ejercicio de la palabra escrita la posibilidad de encontrar algunas de las verdades profundas que nos acompañaran hasta el dia del verdadero comienzo de la historia humana.
Responder Con Cita
Respuesta

Palabras clave
cervantes, conocí, criaste, escrito, shakespeare

Herramientas
Desplegado

Reglas de Mensajes
Saltar a Foro



Husos Horarios son GMT -3. La hora en este momento es 03:35 PM.


Powered by: vBulletin, Versión 3.8.0
Copyright ©2000 - 2017, Jelsoft Enterprises Ltd.
Content Relevant URLs by vBSEO 3.2.0
Traducción v2.1, Copyright ©2000-2017, Elmer. izazwiyi